•  +54 3401 448854
  •  info@walterponcio.com.ar

Noticias del día

Noticia del día • Versión ampliada
Imprimir noticia Enviar noticia por mail
Volver
06/08/2020 | La Nacion
Combustibles. El Gobierno analiza aumentar el precio de las naftas y el gasoil
Se trata de un tema sensible pero, a medida que el peso se devalúa, se vuelve más complicado de atender.

 

 El Gobierno está evaluando permitir que YPF aumente los precios de la nafta y el gasoil ya que, según las refinadoras, los valores están atrasados por lo menos en un 10%.

El mercado de combustibles no está regulado por el Estado -como sí sucede con las tarifas de gas y electricidad-, pero los gobiernos inciden sobre el precio a través de YPF, que tiene aproximadamente el 55% de participación en el despacho de nafta y gasoil. El presidente de la petrolera con control estatal, Guillermo Nielsen, señaló hoy que los precios tienen "un atraso significativo", en diálogo con Radio 10.

Su declaración llegó luego de que ayer, el presidente Alberto Fernández admitiera que hay "algún problema con el tema de las naftas". "Por ahora están congeladas, pero ahí tenemos un problema que estamos hablando con YPF", dijo en una entrevista con C5N, y lo diferenció de las tarifas eléctricas y de gas, que "hasta fin de año no van a tener cambios".

Los precios de los combustibles están congelados desde el pasado primero de diciembre, cuando el anterior gobierno permitió un incremento del 6% días antes de dejar la administración. En ese entonces, el tipo de cambio mayorista era de $59,98. Más de ocho meses después, el dólar vale $72,57 y la inflación acumulada es del 16%.

En el medio, el precio internacional del barril de petróleo -la cotización Brent que se toma de referencia en el mercado local- pasó de valer US$70 a caer a un mínimo de US$19,50, el 21 de abril pasado. El derrumbe del precio fue producto de una caída inédita del consumo de combustible. En la Argentina, en abril se demandaba apenas el equivalente al 25% de los niveles prepandemia y hoy, pese a cierta recuperación, esos valores todavía están entre 30 y 40% abajo del consumo anterior a la llegada del virus al país.

El Gobierno además aprovechó en esos meses de precios internacionales bajos para aumentar 30% el impuesto a los combustibles, que no se trasladó al surtidor, lo que hubiera significado un incremento del 5% en el precio de la nafta y el gasoil.

Desde entonces, la cotización del Brent se fue recuperando hasta alcanzar los US$45, al igual que el precio del barril criollo, que estableció el Ministerio de Desarrollo Productivo a pedido de las provincias petroleras.

Por lo tanto, el alza del Brent, del tipo de cambio y la inflación generan presión sobre los precios en los surtidores que, de seguir congelados, podrían desembocar en un desabastecimiento, según advierten las refinadoras. "Peor que la nafta cara es que no haya nafta", dijo hoy Nielsen, quien explicó que YPF financia su producción de petróleo y gas con la venta de nafta y gasoil. "Si no podemos invertir, terminamos importando petróleo y gas. Es un delicado equilibrio que trata de hacer el Gobierno y desde el sector privado estamos ayudando", comentó.

Lanzan el Plan Gas esta semana
El subsecretario de Hidrocarburos, Juan José Carbajales, anunció hoy que en los próximos días se lanzará el nuevo Plan Gas, que consistirá en establecer subastas de hasta 70 millones de metros cúbicos diarios (m3/d) para determinar el precio entre distribuidoras y productoras por los próximos cuatro años. "El Poder Ejecutivo fijará el nivel de subsidios al usuario, al establecer cuánto del precio se pasa a tarifas", dijo en una charla organizada por la Cámara de Comercio de EE.UU. en la Argentina (AmCham).

Carbajales además habló sobre la ley de promoción de la industria hidrocarburífera en la que está trabajando el Gobierno. El funcionario indicó que se otorgarán beneficios impositivos y fiscales y que habrá un régimen de promoción de exportaciones. Además, indicó, se está "estudiando la factibilidad de convocar a una segunda ronda de licitaciones offshore (costa afuera)".

Por: Sofía Diamante

Volver